11 jun. 2009

climate change will require new immigrations programs (MOD)




El Cambio Climático obligará a nuevos programas de migracion.


En Indonesia.
El mayor archipiélago del mundo, han desaparecido durante la última década más de una veintena de islotes, y los científicos prevén que pierda alrededor de un centenar de sus más de 17.000 islas a finales de este siglo.


La Declaración de los Océanos de Manado (MOD) 2009.
El cambio climático obligará a millones de personas a abandonar sus hogares para huir de la crecida de los mares y de las sequías durante las próximas décadas, lo que requerirá un plan para la migración masiva, dijo en su informe.
Los científicos sobre clima dicen que el nivel del mar podría crecer al menos un metro este siglo.
El mundo necesita invertir para hacer que las comunidades y los países pobres soporten mejor el cambio climático, agregó el informe.

"Estos fondos deben ser nuevos y adicionales a los compromisos existentes, como aquellos para la Ayuda al Desarrollo Oficial".
Promuebe un estudio de: "In Search of Shelter: Mapping the Effects of Climate Change on Human Migration and Displacement"

Por ejemplo, la inversión en irrigación haría que los agricultores fueran menos dependientes de las lluvias. La educación también ayudaría, por ejemplo, enseñando que labrar menos el suelo crea una capa protectora que preserva la humedad.

Los migrantes de los desastres climáticos podrían necesitar nuevos derechos, según el informe.
"Aquellos desplazados por los impactos crónicos del cambio climático requerirán una reubicación permanente. En estos momentos, la gente que se traslada debido al empeoramiento gradual de las condiciones de vida podrían ser categorizados como emigrantes económicos voluntarios y negársele el reconocimiento que necesita su protección especial".


Las negociaciones dirigidas por la ONU.
Para extender el Protocolo de Kioto más allá de 2012 se celebrarán en Bonn, y tendrán que luchar contra las divisiones entre ricos y pobres sobre cómo compartir los costes de prepararse y de frenar el cambio climático.


CARE International y Colummbian University.
Se necesitan fondos para ayudar a los inmigrantes a escapar de los desastres naturales, que empeorarán, amenazando la estabilidad política, agregó el estudio publicado por U.N.

"Medioambientalmente, la migración inducida y el desplazamiento tiene el potencial de convertirse en un fenómeno sin precedentes, tanto en términos de escala como de alcance"

"En las próximas décadas, el cambio climático motivará u obligará a millones de personas a dejar sus casas en busca de un sustento viable y de seguridad".


El informe aclara, que la ciencia del cambio climático era demasiado nueva para predecir cifras exactas de esta migración, pero citó una estimación de Organización Internacional para la Migración de 200 millones de migrantes inducidos para 2050.

El estudio difundido subrayó.
Regiones especialmente vulnerables del mundo: como las islas del Pacifico Sur, Tuvalu, las Maldivas, Fiji, Bora Bora, Tahiti.
El otro problema son áreas secas como el Sahel, en África, México y regiones con deltas como Bangladesh, Vietnam y Egipto.
"En los deltas densamente poblados del Ganges, el Mekong y el Nilo, una crecida del nivel del mar de 1 metro podría afectar a 23,5 millones de personas y reducir la tierra que actualmente se dedica a la agricultura intensiva en al menos 1,5 millones de hectáreas".


Estamos ante una grave amenaza, asegura, Rolph Payet:
"Hablamos de personas que van a convertirse en refugiados, de Estados que pueden desaparecer completamente", presidente de la Fundación contra la Subida del Nivel de los Mares.

Para exponer y denunciar la situación, "Payet" se reunio con las delegaciones de algunas de las 64 naciones que participan, en una iniciativa indonesia que persigue llamar la atención sobre los efectos medioambientales, sociales y económicos del cambio climático en los océanos.


Este foro hará pública la Declaración de los Océanos de Manado (MOD).
Con la que se quiere incluir la protección de los océanos en la agenda medioambiental de Naciones Unidas, e influir sobre la conferencia de Copenhague de diciembre en 2009, en la que se acordará un protocolo que sustituya al de Kioto, que expira en 2012.


Hay que empezar a actuar de inmediato.
"Cuando aún queda algo de esperanza para algunos de los países afectados. Pero se nos está acabando el tiempo", advirtió Payet, quien a su vez es consejero especial del presidente de la República de las Seychelles, un grupo de 155 islas ubicadas en el Océano Índico, al noreste de Madagascar, y con una superficie total de 455 kilómetros cuadrados.


El presidente de la Fundación:
Señaló que algunas islas han alcanzado "el punto de no retorno" y alertó de que "desaparecerán completamente" en unas décadas, como ha ocurrido ya con varias de ellas pertenecientes a Papúa Nueva Guinea, Maldivas y Seychelles, que han tenido que ser evacuadas.


Sobre este tema IPS entrevisto a MAURIZIO GUBBIOTTI, de Legambiente.
"Por primera vez, los refugiados ambientales superan en número a aquellos que escapan de la guerra", dijo a IPS el coordinador internacional de la asociación ecologista italiana Legambiente, Maurizio Gubbiotti.

Millones de personas pronto tendrán que abandonar los lugares donde viven por el recalentamiento planetario. La mitad se trasladarán por catástrofes naturales, y el resto por la desertificación y el aumento del nivel del mar, señala un informe elaborado por Legambiente que se presentará a mediados de este mes en Roma.

"Los refugiados ambientales son la real emergencia del futuro. Y hay una devastadora emergencia social detrás de la crisis ambiental y climática que enfrentamos hoy", señaló Gubbiotti, quien dialogó con Stefania Milan, de IPS, en la noroccidental ciudad italiana de Florencia.

IPS: ¿Cuál es la solución?

MG: Hay sólo una posibilidad de salir de esta crisis ambiental y humanitaria: tenemos que invertir tanto en el ambiente como en los derechos humanos.

Debemos invertir en superar nuestra dependencia del petróleo y el carbono, en favor de fuentes renovables, y en la agricultura sustentable y el reciclaje de desechos. Tenemos que asignar fondos a la mitigación de los daños creados por el cambio climático, y abandonar las políticas proteccionistas de la agricultura europea, que apoyan nuestros cultivos pero impiden que los productos de las economías pobres sean competitivos.

Pero la crisis ambiental también necesita una respuesta social. No estamos hablando simplemente de tierra, sino de gente. Los políticos consideran que las migraciones son una cuestión de orden público. Debemos comprender que detrás de este fenómeno hay un reclamo de supervivencia: estas personas no tienen futuro ni posibilidades de sobrevivir en sus lugares de origen.

IPS: ¿Pueden los países actuar de modo individual?

MG: No. Necesitamos soluciones globales. Tenemos que dar fuerza a las Naciones Unidas, a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y al Protocolo de Kyoto. Pero la clave para volver efectivas estas instancias es el multilateralismo, decidir juntos.

Tenemos muchas esperanzas en la nueva era multilateral inaugurada por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Es el momento justo para terminar con el enfoque bilateral sobre la pobreza, en el que los países ricos deciden qué es bueno para los pobres.
Publicado por:
Arq. Emilio R. Covelo.