29 jun. 2009

El Millonario fraude de Bernard Madoff

Bernard Madoff (Bernard Madoff Investment Securities).
'Bernie' para sus amigos, supo crear una mezcla imparable de éxito, confianza y misterio.

Empezó su carrera financiera a la edad de 22 años y con apenas US$5,000, con el dinero que ganó trabajando como salvavidas e instalador de aspersores de jardines durante un verano neoyorquino en el barrio de Queens fundó la firma de inversiones que lleva su nombre en 1960.

De las playas de Long Island donde fue salvavidas, paso a los salones lujosos de los clubes de golf donde todos querían figurar entre sus amigos.
En un vídeo de 1998 que circula en internet, Madoff es el invitado de un programa sobre inversiones bursátiles. Interrogado sobre los mecanismos y los riesgos, responde con seguridad: "El inversor no debe preocuparse por el día a día de lo que sucede, debe vivir tranquilo. Soy yo quien se ocupa de la administración cotidiana".


Esa inteligencia estuvo acompañada de lo que muchos llaman su estrategia. Cultivaba un aura de éxito y secreto en torno a su empresa BMIS (Bernard Madoff Investment Securities).
El señor Madoff, adquiría lujosas mansiones, yates y aviones privados. Actuaba como un famoso evitando encuentros y rechazaba inversiones por razones descabelladas y pretenciosas, indicó la institución reguladora de la bolsa (SEC).
“Bernie” Rodeado de una vida opulenta y glamorosa, fumando habanos, o con una gorra de béisbol en uno de sus cuatro yates, o “Bernie” y su esposa Ruth en una fiesta de beneficencia, no había semana en que no salieran nuevos detalles sobre su vida social.

Muchos de sus más acaudalados clientes fueron reclutados a través de charlas privadas en distinguidos clubes campestres en Nueva York y Florida, o incluso a bordo de sus yates o aviones privados, lo que les daba la impresión de que pertenecían a un círculo privilegiado de expertos.


Luego usaba esos nombres de pesos pesados para atraer a otros inversores, hasta que su influencia se extendió a los bancos internacionales, firmas de fondos de alto riesgo e incluso fundaciones de caridad.

"Jamás especificó cuáles eran sus métodos o cómo generaba tales ganancias con el dinero de sus inversores".

Como antiguo presidente del mercado electrónico de acciones Nasdaq con una larga lista de otros altos cargos y generoso donante a organizaciones de caridad, era un hombre que inspiraba confianza.
Bernard Madoff, como ex presidente del Nasdaq (la Bolsa electrónica), comprendió rápidamente lo que la revolución electrónica aportaba a las operaciones bursátiles. Los contratos podían modificarse al infinito en el mundo entero, firmados en unos pocos segundos.


Su principal empresa "Bernard Madoff Investment Securities".
De alguna manera, en tiempos buenos y malos, siempre pagaba 10% o más cada año. "Es una estrategia con marca registrada. No puedo dar muchos detalles", dijo alguna vez.

Pero había algo opaco en la forma de operar de Madoff. Además de la compañía original, Bernard L. Madoff Investment Securities, manejaba otro negocio completamente separado de asesoramiento de inversiones, que es el que está implicado en el presunto fraude.

La SEC durante mucho tiempo cerró los ojos ante las maniobras de Madoff, que ofrecía a sus clientes intereses excepcionales, pero el estafador nunca invirtió un solo centavo de las fortunas que le confiaban.

La Comisión de Valores de EEUU (SEC) acuso a Friehling y a su firma Friehling & Horowitz de engañar a los inversores y a los reguladores al declarar que la firma de Madoff contaba con un registro de auditoría "limpio", lo que dio lugar al esquema Ponzi desarrollado por Madoff. Según la denuncia, el contable recibiría hasta 14,500 dólares al mes entre 2004 y 2005 por sus auditorías.

Los fiscales ahora creen entender muy bien en qué consiste la "estrategia patentada" de Madoff: usar el dinero de los inversores nuevos para pagarle a los viejos, una versión de un tipo de inversión que es ilegal, conocido como el Esquema Ponzi, en honor a uno de sus primeros practicantes.

Si el mundo de las finanzas de Nueva York y Palm Beach (Florida) lo conocía desde hace tiempo, 'Bernie' descubrió después de su detención el 11 de diciembre pasado el rostro del timador del siglo, su cabellera gris y ondulada, la mirada azul detrás de unas gafas y sus labios finos crispados en una ligera sonrisa.

Bernard Madoff, de 71 años, quien admitió que cometió fraude, falso testimonio y robo en una estafa por más de 50,000 millones de dólares, y que durante décadas engañó a clientes del mundo entero, bancos, asociaciones, actores de Hollywood y grandes magnates. Fue condenado a 150 años de cárcel.
El ex financiero ya está en prisión tras reconocer 11 cargos. Por otra parte, la acusación sobre Friehling, le causara 49 años de prisión, la que incluye fraude de valores, colaboración y complicidad en la estafa y falsas auditorías.
El propio Friehling se ha entregado al FBI una vez ha sido acusado en firme.

Denny Chin (juez del caso) ha ordenado a "Bernard Madoff" que renuncie a los derechos de propiedad de sus bienes. El dinero que suponen equivale a la cantidad que transfirió a sus cuentas durante las “décadas” que presuntamente llevó a cabo un gigantesco fraude financiero.

Sus posesiones actuales no alcanzan esa cifra, de 170,000 millones de dlls. pero en todo caso la orden conlleva la renuncia a todas sus propiedades, que serán vendidas para resarcir a las víctimas del entramado.

Ruth Madoff, su esposa, como parte de un acuerdo con la fiscalía, podrá quedarse con 2,5 millones de dólares. Sin embargo, la mujer, que mantiene que no sabía nada del fraude, tendrá que renunciar al lujoso P.H. de dos plantas en Manhattan donde aún vive, cuyo valor estimado es unos 7,5 millones de dólares, y que será vendido por orden del juez, junto con un inmueble en Montauk (Nueva York) de 7 millones de dólares, otro en Palm Beach (Florida), de 7,45 millones, además de varios automóviles y barcos.

La lista de algunas famosas fortunas víctimas del timo de Madoff crece:
Pedro Almodóvar y su hermano Agustín. La francesa Liliane Bettencourt la mujer más rica del mundo, heredera del imperio cosmético L'Oréal.
Steven Spielberg y su mujer, Kate Capshaw.
Jeffrey Katzenberg productor y socio de Spielberg en Dreamworks.
Elie Wiesel, Nobel de la Paz cuya fundación se ha declarado en ruina tras el escándalo.
Arpad Busson, prometido de la actriz Uma Thurman.
Alicia Koplowitz, empresaria española.
Ante el mismo tribunal que lo condenó, Madoff el antes magnate financiero, pidió disculpas a sus víctimas. Dijo; "viviré con este dolor por el resto de mi vida"
(Que por cierto ya no le queda mucha, sus mejores tiempo ya los vivio, y bastante bien).


Mucha gente acaudalada parece haberlo perdido todo en el presunto fraude y hay instituciones financieras en todo el mundo contando sus pérdidas.

Lo más triste es que algunas organizaciones de beneficencia han tenido que cerrar.

Sin embargo queda una interrogante, 50,000,000,000.00 de Dlls. Es mucho dinero!!!
Bernard Madoff se gasto todo????
Publicado por:
Jesus Agustin.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto es lo que les pasa a esos super millonarios que, manejan dinero en papel, y los inversionistas confian en ellos.

Anónimo dijo...

Se frego a todos y ni cuenta se dieron????????