6 jul. 2009

Por que desaparecio La ciudad de Angkor, Camboya

El cambio climático no es algo de nuestros días, sino que afectó Imperios en el pasado. Debido a la manera dramática en que desapareció, Angkor pudiera haber desaparecido por efectos del cambio climático.


Según un estudio de la edición alemana de la revista National Geographic.
La legendaria y majestuosa ciudad y reino de Angkor, en Camboya, desapareció a fines del siglo XV después de que un prolongado cambio en las condiciones climáticas inutilizara su sistema hídrico.


La joya arquitectónica del antiguo imperio jemer, cuyo periodo de esplendor abarcó del siglo IX al XV y ocupó gran parte del sureste asiático, llegó a acoger a 750.000 habitantes.

El equipo investigador de la revista ha empleado técnicas radiográficas y fotografías por satélite para desvelar los secretos que esconde el subsuelo de la urbe camboyana, con apoyo del Centro Aéreo y Espacial Alemán y de la UNESCO.


En su última edición, National Geographic Deutschland afirma:
La principal fuerza del imperio residía en su "ingenioso" sistema hídrico, que le permitía aprovechar las lluvias torrenciales asiáticas para las técnicas agrarias.

Nuevos análisis realizados a la flora de la región han revelado que entre 1362 y 1392 y entre 1414 y 1440 se sucedieron periodos de fuertes sequías en el sur de Asia.


Los monzones se retrasaban e incluso no se produjeron durante algunos años, mientras que en otros las lluvias eran claramente más intensas de lo normal.

Esos largos periodos de escasez unidos a lo abundante de las precipitaciones en otros momentos terminaron por arruinar el sistema hídrico de Angkor que, en su momento de esplendor, alcanzó un tamaño similar al del Berlín actual.


"Llegó un momento en que las presas no pudieron contener el nivel del agua y el reino se desmoronó".


¿Tal vez este pudo haber sido el motivo de la extinción de otras civilizaciones en el pasado?
Es importante reflexionar ante estas posibilidades, tomando en cuenta que el fin de las grandes civilizaciones puede depender de las fuerzas de la Naturaleza.
Publicado por:
Dr. Eduardo Medina.